viernes , 20 abril 2018
13 consejos para gozar de buena salud

12 consejos para gozar de buena salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) organizó recientemente en China la Conferencia Mundial de Promoción de la Salud. Bajo el título «Promoción de la Salud en los ODS: Salud para todos y todos para la salud», entre otras cosas ha servido para la publicación de una nueva infografía en la que ofrecen 12 consejos para gozar de buena salud.

De nuevo, estas recomendaciones ponen de manifiesto que gran parte de gozar de buena salud depende de nuestro estilo de vida y nuestras elecciones diarias. Como verás, van más allá de una buena alimentación y la actividad física, aunque estos sean los pilares de un estilo de vida saludable. Veámoslas.

1. DIETA SALUDABLE

Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de enfermedades no transmisibles como diabetes, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

No obstante, el tipo de vida actual, con un aumento de la producción de alimentos procesados, no ayuda al seguimiento de dietas equilibradas. Ahora se consumen más alimentos hipercalóricos, más grasas saturadas, más grasas de tipo trans, más azúcares libres y más sal. Por contra, muchas personas no comen suficientes frutas, verduras y fibra dietética, como por ejemplo cereales integrales, esenciales para una buena alimentación.

Conoce algunos de los consejos que te dimos en un artículo reciente para reconectarte con tu salud a través de la alimentación.

2. VIDA ACTIVA

El deporte a diario y adaptado a las necesidades concretas de cada persona es muy importante para una vida saludable. La falta de actividad física se encuentra entre los principales factores de riesgo para la salud y de mortalidad en todo el mundo. Así, el sedentarismo aumenta las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes. En datos, es importante indicar que en todo el mundo uno de cada cuatro adultos no tiene un nivel suficiente de actividad física. Y tampoco hay para tanto. En un adulto, bastan 150 minutos semanales de actividad física moderada para comenzar a obtener beneficios.

3. VACUNACIONES

Es bien conocida la polémica sobre la vacunación. No todo el mundo está de acuerdo con el hecho de hacer de la vacunación el eje de la prevención sanitaria. No vamos a entrar en este debate, pues daría para incluso más de un artículo. Te invitamos a leer algunos de los mitos que según la OMS sobrevuelan sobre la cuestión de las vacunas. Pero también queremos remitirte a otra fuente más crítica con las mismas, la Vaccine choice CanadaEs un tema complicado y de difícil posicionamiento.

4. EVITAR EL TABACO

En cualquiera de sus formas, tanto activa como pasiva. El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. A pesar de ello, su consumo está muy extendido en todo el mundo.

5. EVITAR O REDUCIR EL CONSUMO DE ALCOHOL

Cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, el cual es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos. Sin bien parece muy complicado eliminarlo por completo, limítalo. Consúmelo sólo el fin de semana si quieres, pero no olvides que el alcohol representa calorías bebidas y que engorda bastante.

​6. GESTIÓN DEL ESTRÉS

La gestión del estrés es clave para una mejor salud tanto física como mental, puesto que a largo plazo puede un generador directo de problemas potencialmente graves, como te comentábamos en este artículo. También aumenta la probabilidad de padecer una cardiopatía a largo plazo. Descansar y desconectar de esta sociedad de la inmediatez puede ayudarte a parar, a descansar, a reconectar con tu sensación de bienestar.

7. BUENA HIGIENE

Entre las principales enfermedades ligadas a la falta de higiene y el saneamiento se encuentran la diarrea, el cólera o la sarna. No poder ir al baño en condiciones, seguir prácticas incorrectas de higiene (especialmente, el lavado de manos), comer frutas o verduras sin lavar, o tomar agua contaminada, son algunos de los factores de riesgo por los que podemos enfermar. Estas prácticas están muy relacionadas con los hábitos, pero también tienen mucha relación con la zona geográfica donde se vive. Hay algunas de éstas muy desfavorecidas en las que, aunque se quiera, es muy complicado establecer prácticas adecuadas de higiene.

8. CONDUCCIÓN RESPONSABLE

Con ello nos referimos a conducir a una velocidad adecuada y sin los efectos del alcohol. Más de 1,25 millones de personas mueren cada año como consecuencia de accidentes de tránsito, sobre todo personas de 15 a 29 años. Según la OMS, si no se aplican firmes medidas para evitarlo, para 2030 los accidentes de tránsito serán la séptima causa de defunción. Los principales factores de riesgo son la conducción demasiado rápida y la conducción bajo los efectos del alcohol u otras sustancias psicoactivas.

9. CONDUCCIÓN SEGURA

Es importante abrocharse el cinturón de seguridad y ponerse el casco cuando se vaya en bicicleta o motocicleta. Usar correctamente un casco de motociclista puede reducir el riesgo de muerte casi en un 40%, y el riesgo de lesiones graves en más del 70%. Por otro lado, el uso del cinturón de seguridad disminuye entre un 40% y un 50% el riesgo de muerte de los ocupantes delanteros de un vehículo, y entre un 25% y un 75% el de los ocupantes de asientos traseros. Por último, instalados correctamente, los dispositivos de sujeción para niños reducen aproximadamente un 70% las muertes de lactantes, y entre un 54% y un 80% las de niños pequeños.

10. SEXUALIDAD SEGURA

La utilización de anticonceptivos y la práctica del sexo con responsabilidad son elementos claves de una vida saludable, puesto que gracias a ello se disminuye el riesgo de enfermedades transmisibles y se evita el contagio.

11. REVISIONES MÉDICAS PERIÓDICAS

Gran parte de la medicina actual se basa en la prevención. Los avances en el diagnóstico han hecho que actualmente puedan detectarse enfermedades en sus estadios más iniciales, con lo cual la esperanza de vida aumenta y se reducen los costes asociados con la enfermedad. Esto acontece especialmente importante en enfermedades como el cáncer, en las que el diagnóstico precoz es clave para la supervivencia.

12. LACTANCIA NATURAL

Se ha constatado que la lactancia natural es lo mejor para los bebés. Favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo. Además, puede proporcionar beneficios a largo plazo, como la reducción del riesgo de presentar sobrepeso y obesidad y de sufrir enfermedades no transmisibles en etapas posteriores de la vida. La OMS recomienda alimentar a los lactantes exclusivamente con leche materna durante los primeros 6 meses de vida, y que ésta continúe al menos hasta los 2 años (junto con alimentos complementarios).

12 consejos para gozar de buena salud

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

¿Qué sabes del cáncer de colon?

¿Qué sabes del cáncer de colon?

El pasado día 31 de marzo fue el Día Mundial del Cáncer de Colon. Este tipo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons