viernes , 19 abril 2019
cambios que resintonizarán tu salud

Los 5 cambios que resintonizarán tu salud

Si queremos cambios en nuestra salud, debemos hacer cambios en nuestras rutinas. No es fácil saber qué debemos comer, cómo o cuándo, y más con tanta información al respecto. Sin embargo, más allá del tipo de alimentación de cada uno y de lo que su cuerpo necesita, existen unos must que te ayudarán a resintonizar tu salud. Lo mejor es que notarás sus efectos en un corto periodo de tiempo.

DEJA EL AZÚCAR

Sabemos que el azúcar es malo, pero no somos del todo conscientes. El azúcar nos impide bajar de peso y es el causante de una gran variedad de problemas de salud. El principal problema es la presencia de azúcar refinado en una innumerable cantidad de alimentos.

No se trata de no darse el capricho si nos apetece un dulce, pero intentemos que sea lo más saludable posible. Prepara tus postres en casa; sustituye el azúcar por estevia natural, por dátiles, por frutas…  o endulza tus platos con canela o nuez moscada; Gozarás de un sabor dulce y no estarás poniendo en riesgo tu salud.

APARCA LOS LÁCTEOS

Más de la mitad de la población mundial es intolerante a la lactosa. Algunos de ellos los saben y otros no. La clave: la leche de ahora no es la de antes. Nuestros abuelos se alimentaban de la misma y no había repercusiones, y el motivo es que ellos bebían leche natural. Al fin y al cabo, la leche tiene una gran capacidad nutritiva y es una buena fuente de grasa natural, aspectos que años atrás y con unas vidas muy distintas a las de ahora no suponían un problema. Actualmente nos encontramos con una leche comercial; las vacas lecheras se alimentan de pienso y cereales, se tratan con antibióticos y, en según que países, con hormonas para que sean más productivas. Todo esto se suma a los procesos por los que la leche es sometida en la industria, como la pasteurización, la homogenización, la deodorización, la uperización y otros tratamientos artificiales. El resultado es una leche de mala calidad y, en la mayoría de los casos, dañina para nuestro cuerpo.

Muchas personas que consumen leche creen que la toleran bien y, en la mayoría de los casos, toleran la leche porque su cuerpo no conoce otro estado. Prueba a dejar de consumir lácteos durante 3 semanas y reintrodúcelos después. Si la leche sigue sentándote bien, es que la toleras (incluso así, consúmela de manera moderada). En cambio, si al volver a consumirla notas molestias intestinales o dificultad para digerir, mejor apárcala de por vida.

REDUCE LA CARNE

La carne de calidad no es mala, pues es una fuente de grandes nutrientes y proteínas de elevado valor biológico. Sin embargo, no todo lo que se vende es carne de calidad. En realidad, la gran mayoría no lo es y, en general, hacemos un consumo exagerado de la misma. No es tanto por la carne que comemos, sino por otros alimentos de gran calidad y esenciales que dejamos de comer. Limita la carne a un máximo de 2 veces por semana y el resto de días come granos enteros, tubérculos, legumbres… Y siempre, siempre, una gran cantidad de frutas y verduras.

Existe mucha diversidad de opiniones entre los carnívoros y las personas que no consumen carne. ¿Es buena? ¿Es mala? Estudios apuntan que aquellos que no consumen carne tienen tasas de mortalidad significativamente más bajas que los que comen carne. Otros estudios afirman que es necesario el consumo de carne para el correcto desarrollo del organismo. Al final, lo más importante es saber que no siempre existe una premisa que funcione igual para todos. Lo que sí es importante es que debemos reducir su consumo y que la carne que consumamos sea de calidad, es más, de muy buena calidad.

COME ENSALADAS CADA DÍA

Ya sean frescas o tibias, para comer o cenar, para desayunar o entre horas, pero come cada día una ensalada. Que sea un hábito. Consumir cada día verduras de hoja verde es un cambio positivo que compensa, y mucho, a corto, medio y largo plazo. Las verduras de hoja verde y otras verduras crudas tienen una innumerable cantidad de vitaminas y minerales, fibra natural, antioxidantes y nutrientes esenciales. Te ayudarán a limpiar tu organismo; facilitarán la expulsión de toxinas; ayudarán a tu tránsito intestinal; mejorarán el estado de tu piel, cabello y uñas; mejorarán tu humor, y te harán sentir lleno de energía y vitalidad. ¿Qué más necesitas? ¡Empieza hoy con tu primera ensalada! Hay infinitas posibilidades de mezclar los ingredientes en ellas, de modo que ni te aburrirás ni caerás en monotonía.

CUIDA TUS INTESTINOS: TOMA PROBIÓTICOS

Los probióticos son bacterias beneficiosas que se encuentran en algunos alimentos de manera natural. Su función es ayudar a la digestión y fortalecer el sistema inmunitario. Los probioticos están presentes sobretodo en alimentos fermentados. Este tipo de alimentos no son habituales en todas partes, así que si no los consumes con regularidad puedes suplementar tu dieta con probióticos por vía oral. Estos pequeños microorganismos han demostrado ser eficaces en el fortalecimiento del sistema inmunitario, la promoción de la pérdida de peso, la mejora de la salud mental e incluso la protección del cuerpo frente a ciertas enfermedades. Consulta a un experto antes de iniciar cualquier suplemento con probióticos y recuerda: una buena salud radica en unos intestinos sanos.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

Cómo alcalinizar tu cuerpo

El origen de la salud está en nuestra naturaleza, en concreto, en el pH de …

3 Comentarios

  1. Molt bons consells! Moltes gràcies!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons