martes , 25 junio 2019
La relación entre infecciones, envejecimiento y entorno con el sistema inmunitario

La relación entre infecciones, envejecimiento y entorno con el sistema inmunitario

Las diferentes infecciones que sufrimos a lo largo de la vida son responsables de la mayoría de las diferencias entre los diferentes sistemas inmunitarios. Y el entorno en el que vivimos y el tipo de vida que llevamos también.

En otras palabras, a pesar de que todos heredamos un conjunto único de genes que ayudan a responder sobre las infecciones, estudios recientes han encontrado que nuestros antecedentes y también nuestro entorno, como por ejemplo dónde y con quién vivimos, son responsables del 60% al 80% de las diferencias entre los diferentes sistemas inmunitarios. Sólo del 20% al 30% se corresponde con la genética. También la vejez va modificando el sistema inmunitario.

Expliquemos uno por uno los diferentes elementos que influyen en nuestro sistema inmunitario más allá de la genética.

INFECCIONES

Del mismo modo que ya nos hemos familiarizado con la expresión código genético, los estudios recientes al respecto de lo comentado se centran en una especie de “código inmunitario”. La idea es descifrarlo para demostrar que no existe sólo un sistema inmunitario, y que la diversidad del mismo no se basa tan sólo en nuestros genes. Así, como las huellas digitales, el sistema inmunitario varía de persona a persona. Sería algo parecido a lo que ocurre con la epigenética con respecto a la genética, que va definiendo nuestros genes a través del ambiente y las influencias externas.

¿Cómo funcionaría? Pongamos el ejemplo de una persona con herpes. Cuando nos infectamos con este virus, éste tiene más oportunidades para interactuar con nuestro sistema inmunitario. Pues bien, estas interacciones cambiarían lentamente la composición celular de dicho sistema y lo harían más sensible no sólo a este virus específico, sino también a otras infecciones.

Por el contrario, una persona sin esta infección no experimentaría estos cambios celulares. Incluso con fiebre ocasional, algo que nos ocurre a todos, se ha constatado que el sistema inmunitario se mantiene relativamente estable en el tiempo.

ENVEJECIMIENTO

Los diferentes estudios sobre este tema, y sobre cómo el sistema inmunitario responde a las amenazas, han constatado que el paso de los años tampoco ayuda a mantenerlo estable. Al contrario. ¿Por qué? A medida que envejecemos, un órgano llamado denominado timo detiene gradualmente la producción de linfocitos T, los cuales se fabrican a lo largo de la vida para combatir las infecciones. Lógicamente, sin nuevos linfocitos T, a medida que envejecemos somos más propensos a enfermar y menos sensibles a las vacunas.

Más allá de los linfocitos T, el envejecimiento también parece cambiar de forma general la respuesta de nuestro sistema inmunitario. Así pues, una gran cantidad de enfermedades asociadas con el envejecimiento tienen un componente inflamatorio, lo que sugiere que probablemente existe implicación de tipo inmunitario.

ENTORNO

Todos estos cambios en el organismo pueden tener una gran influencia según el tipo de vida que llevemos. Es decir, podemos ayudar a nuestro sistema inmunitario a reducir los efectos del envejecimiento o a hacerlo menos susceptible a las infecciones con base en nuestro entorno.

Estudios de personas que cohabitan han constatado que la calidad del aire, los alimentos, los niveles de estrés, los patrones de sueño, y el estilo de vida tienen un fuerte efecto combinado sobre nuestras respuestas inmunitarias. Las parejas que viven juntas, asimismo, tienen más sistemas inmunitarios más similares en comparación con la población en general.

Lógicamente, las investigaciones centradas en este interesante y nuevo campo de búsqueda quieren centrarse en explorar cómo el cambio forzado del entorno podría dar forma a nuestro sistema inmunitario y potencialmente afectar de forma positiva a nuestra salud. Conocer que las influencias externas influencian más que la genética en el sistema inmunitario es clave en este empeño.

Fuente | Trends in Immunology, VIB

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Disruptores endocrinos

¿Sabes que son los disruptores endocrinos y cómo te afectan?

Más del 95% de los niños muestra dosis bajas de sustancias hormonalmente activas en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons