lunes , 15 julio 2019
Cifras a una lacra oculta: el maltrato a los ancianos

Cifras a una lacra oculta: el maltrato a los ancianos

El 7% de las personas mayores españoles ha sufrido este último año alguna situación de abuso (privación, o maltrato psicológico y verbal, económico o físico y sexual). En términos de porcentaje parece relativamente bajo. Pero no puede considerarse bajo una cifra que sólo es buena cuando es del 0%. En cifras absolutas, y si consideramos que en España hay 8,5 millones de personas mayores (más de 65 años y según datos del INE), un cálculo rápido nos da como resultado 595.000 víctimas de algún tipo de maltrato. Las cifras de la Organización Mundial de la Salud no son mejores: 10% de la población.

Estas cifras las extrajo hace medio año la Unión de Pensionistas de España a través de la herramienta Índice de Sospecha de Maltrato hacia las Personas Mayores (Elder Abuse Suspicion Index, EASI), desarrollada por un equipo de investigación de la Universidad McGill de Montreal (Canadá) junto con otros centros hospitalarios y de salud del país.

Otras cifras interesantes de la herramienta, que se aplicó de forma telefónica, fueron:

  • El 7,5% las personas mayores han contado, en el último año, con alguna persona próxima (familiar, alguien que le cuida) que les presta ayuda regular para hacer tareas básicas como bañarse, vestirse, comer, comprar, ir al banco, etc.
  • El 13% de estas personas que contaron con esta ayuda regular afirma tener habitualmente problemas con ella.
  • Las privaciones, obstáculos o impedimentos para obtener algo o estar con la gente deseada, son la sospecha de maltrato más frecuente entre las personas mayores. El 4,1% declara haber sufrido alguna privación de este tipo.
  • La sospecha de sufrir maltrato es más elevada en mujeres, personas de edades más elevadas, de un menor nivel de estudios y de menor renta. Asimismo, se focaliza en mayor medida entre quienes viven acompañados y en el ámbito rural.

PASO DE LOS AÑOS, AUMENTO DE LA DEPENDENCIA

A medida que envejecemos, se produce un desgaste físico y psíquico de las personas que deriva en un nivel de dependencia creciente. No obstante, la dependencia no debería ir únicamente relacionada con el paso de los años, sino con otros elementos, como por ejemplo la calidad de los servicios asistenciales y la prevención del desarrollo de enfermedades degenerativas.

A pesar de ello, las personas mayores a menudo experimentan y manifiestan que no tienen un espacio de valoración social. La imagen de la vejez es bastante negativa, y en muchos casos asociada a la idea de que son una molestia, inactivos, personas tristes. Han llegado a una etapa de la vida considerada como el final de la productividad y la creatividad. Es esta imagen pesimista del envejecimiento la que impera nuestro cotidiano, y que en algunas ocasiones conduce a una realidad subyacente y oculta socialmente: el maltrato por parte de cuidadores, familiares o incluso instituciones.

Esta situación provoca un empeoramiento de una situación de dependencia ya de por sí complicada, y es fuente de trastornos de tipo tanto físico como psíquico y emocional. Higiene insuficiente y aspecto desaseado, malnutrición, deshidratación, depresión, retraimiento, aislamiento social o físico impuesto son algunos de los signos principales de que una persona mayor puede estar sufriendo maltrato.

POCA DENUNCIA Y MÁS INICIATIVAS

A pesar de la gravedad de la cuestión, sólo el 10% de las personas mayores denuncian estas situaciones. Es más, es algo en muchas ocasiones difícil de detectar. Un estudio reciente publicado en la revista Journal of the American Geriatrics Society y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de North Carolina (Estados Unidos) concluía que el abuso de las personas mayores con frecuencia no se detecta en emergencias.

Los expertos indicaban, a raíz de estos resultados, que distinguir si un moretón se debe a una caída o al abuso físico, o si una mala higiene es resultado de que el paciente quiera que no lo molesten o de negligencia del proveedor de cuidados, puede ser muy difícil. Es clave, por lo tanto, educación global en este sentido teniendo en cuenta que muchos mayores no hablan por vergüenza o miedo.

En una población que va envejeciendo por momentos, este tema debería de dejar de ser tabú en nuestra sociedad. Según cifras de la OMS, para 2050 habrá cerca de 2.000 millones de mayores de 60 años en el mundo, más del doble de los aproximadamente 900 millones actuales. En este sentido, en los últimos tiempos se han llevado a cabo iniciativas para poder comenzar a visibilizar este problema.

En marzo de este año se propuso, por ejemplo, la creación de un número de teléfono al estilo del 016, dedicado a la lucha contra el abuso machista, pero destinado al abuso de los ancianos. En Andalucía ya existe un número teléfono destinado a este cometido.

Asimismo, cada año la plataforma AGE, cuya función es dar voz a las personas de la tercera edad a nivel europeo, organiza unas jornadas en las que se aborda el maltrato a los ancianos. En las últimas jornadas, celebradas en Bruselas, se manifestó que la garantía de los derechos sociales requiere de la voluntad política continua i el compromiso, por un lado, y la aplicación de medidas reales por otro, pasando por la necesidad de aumentar la conciencia pública sobre las necesidades de la gente mayor. Si bien son muchos los factores que contribuyen a sufrir o a ejercer algún tipo de maltrato, lo cierto es que los expertos prevén que en los próximos años se genere una mayor sensibilización social.

FUENTES | FATEC, UDP

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Disruptores endocrinos

¿Sabes que son los disruptores endocrinos y cómo te afectan?

Más del 95% de los niños muestra dosis bajas de sustancias hormonalmente activas en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons