viernes , 27 noviembre 2020
Estreñimiento y embarazo

El estreñimiento en el embarazo y el parto, un problema recurrente e infravalorado

El estreñimiento es un problema común en muchas personas. Se define como evacuaciones intestinales poco frecuentes o dificultad para evacuar que persiste durante varias semanas o más. Las probabilidades aumentan con la edad, y es un problema que tiene preferencia por las mujeres, en comparación con los hombres, a lo largo de toda la vida. Más durante el embarazo.

ESTREÑIMIENTO Y EMBARAZO

Entre dos y tres veces más probabilidades de sufrir estreñimiento durante el embarazo y justo después del parto que en cualquier otro momento de su vida. Estas son las conclusiones de un nuevo estudio de la University of Eastern Finland. Del mismo modo que aparecen los problemas, no obstante, desaparecen de forma repentina una vez superado el parto, según los mismos investigadores.

Hace años que el grupo de investigación de la University of Eastern Finland explora la incidencia de estreñimiento y otros problemas gastrointestinales en más de 1.000 mujeres en edad fértil. Publicado en la revista International Journal of Obstetrics & Gynecology (BJOG), el nuevo estudio se ha centrado en la incidencia de estreñimiento en el segundo y tercer trimestre, así como inmediatamente después del parto vaginal y por cesárea. El grupo de control lo formaron 200 mujeres no embarazadas.

Los investigadores encontraron que el 44% de las mujeres tienen estreñimiento en el segundo trimestre y el 36% en el tercero. La incidencia de estreñimiento después del parto vaginal aumenta al 47%, y hasta el 57% de las mujeres que tuvieron un parto por cesárea informaron problemas gastrointestinales y estreñimiento. Además, los resultados han mostrado que el estreñimiento durante el embarazo es más común en mujeres que ya lo han padecido antes del embarazo o durante un embarazo anterior.

Los datos muestran, por lo tanto, que el estreñimiento se presenta con mayor frecuencia inmediatamente después del parto. Los motivos de este estreñimiento temporal pueden ser:

  • Sedentarismo excesivo y ingesta insuficiente de líquidos después del parto.
  • El daño a los músculos pélvicos durante el parto vaginal, que puede provocar problemas en la función intestinal, al igual que el dolor en la herida quirúrgica después de una cesárea.

Según los investigadores, dado que los porcentajes son sorprendentemente altos, la prevención del estreñimiento debe tenerse muy en cuenta en los primeros meses del embarazo. Solo con la prevención pueden evitarse los efectos adversos de los problemas gastrointestinales tanto en el bienestar físico como mental.

LOS PROBLEMAS DEL ESTREÑIMIENTO

Durante el embarazo, las hormonas placentarias conducen a una disminución de los movimientos intestinales. Asimismo, el crecimiento del útero puede dificultar la evacuación normal de las heces. Para más inri, el embarazo cambia la forma en que los líquidos se absorben en el intestino. He aquí los problemas que puede generar un estreñimiento grave:

  • Aumenta el riesgo de hemorroides, de incontinencia urinaria y fecal y de prolapso de órganos pélvicos.
  • Según lo informado por las mujeres embarazadas en el estudio, otros problemas gastrointestinales específicos en embarazo incluyen sensación de sed, presión y flatulencia.

El ejercicio diario, una dieta equilibrada rica en fibra y beber suficientes líquidos son las formas más importantes de prevenir el estreñimiento. Si estos cambios no son suficientes, es posible que se necesiten laxantes.

Dado que la frecuencia de estreñimiento es mayor inmediatamente después del parto, según los investigadores, el dolor en los primeros días después del parto debe controlarse para que la nueva madre pueda moverse lo antes posible, con independencia de si el niño nació por vía vaginal o por cesárea. En este sentido, el dolor no debería impedir la evacuación normal de las heces, y los analgésicos utilizados deberían ralentizar las deposiciones lo menos posible.

EL ESTREÑIMIENTO MEJORA A LOS POCOS MESES

Uno de los nuevos descubrimientos del estudio es que la función intestinal normal se restaura rápidamente después del parto. Cuando se preguntó a las mujeres que habían dado a luz acerca de sus síntomas un mes después del parto, el estreñimiento se informó con menos frecuencia que en el grupo de control. Sin embargo, todavía se informaron otros problemas gastrointestinales frecuentes: un 68-82% informó de sensación de sed, flatulencia y dolor abdominal, que fue un poco más que en el grupo de control.

Según los investigadores, la realidad es que existe muy poca investigación sobre la incidencia del estreñimiento durante el embarazo e inmediatamente después del parto, a pesar de ser problemas muy comunes. Por ello, es importante invertir en su prevención y tratamiento, y en el asesoramiento relacionado.

Fuente | Eurekalert

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Endometriosis

Descubren un posible nuevo tratamiento genético para la endometriosis

Hoy os queremos hablar de la endometriosis. Para muchas personas, este término es absolutamente desconocido, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons