domingo , 18 abril 2021
Ictus y sexualidad

Después de un ictus sí hay vida sexual

Superar un accidente cerebrovascular (o ictus) es, ya de por sí, algo complicado. Las consecuencias de estos episodios se producen a muchos niveles, desde la propia identidad a las relaciones con la familia y los amigos, pasando por las vivencias más íntimas, como el sexo. Por ello, es vital contar con el apoyo del entorno para hacer frente a estos cambios durante el proceso de rehabilitación.

Un estudio llevado a cabo en 2018 por investigadores de la Universidad de Sidney confirmaba que los supervivientes de un accidente cerebrovascular no cuentan con el apoyo adecuado para hacer frente a los cambios en sus relaciones. Más concretamente, con respecto a la sexualidad. En el estudio, sistemático y que recopiló varias investigaciones sobre el mismo tema, se llegó a la conclusión de que los supervivientes luchan por discutir abiertamente sobre este tema, pero que rara vez se aborda el tema durante la rehabilitación (tanto con las parejas como con los proveedores de la salud).

Un dato de la Stroke Foundation que apoya estos resultados: solo el 15 % de los pacientes reciben información sobre relaciones íntimas después de un ictus, a pesar de las recomendaciones de las guías clínicas. En conclusión: la sexualidad se silencia muy a menudo después de un accidente cerebrovascular.

SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD, TABÚES

Por todo ello, es habitual que los pacientes tengan dificultades en su “nueva” vida sexual. La prevalencia de la insatisfacción sexual es muy alta tanto en los pacientes como en sus parejas (Guía de práctica clínica para el manejo de pacientes con ictus en atención primaria, Ministerio de Ciencia e Innovación, 2009).

La sexualidad y la discapacidad por separado se consideran un tema tabú en muchos ámbitos. Imaginaos en forma de binomio. La combinación de estas dos cosas lleva a que los supervivientes de un ictus no sepan cómo hablar de ello y que, en muchos casos, los profesionales esperen a ser preguntados para poder abordar el tema. Así pues, se considera conveniente preguntar a los pacientes y sus parejas, en el momento que se estime oportuno, sobre sus preocupaciones y problemas en relación con su vida sexual (Guía de práctica clínica para el manejo de pacientes con ictus en atención primaria, Ministerio de Ciencia e Innovación, 2009).

MÁS QUE SEXO

Todas estas cuestiones son muy importantes en muchos sentidos, ya que la sexualidad, que incluye mucho más que solo sexo, es una parte esencial de la experiencia humana y está intensamente vinculada con la salud emocional y mental. La realidad es que el ictus no cambia la esencia de quién es uno o de lo que se desea. Solo cambia lo que uno puede hacer.

Lo que sí puede cambiar, y precisamente por este motivo es un tema en el que hay que ahondar, es el cambio en los roles preexistentes, basados en la mayoría de los casos en roles de género y de identidad. En este sentido, el deterioro físico y cognitivo, las secuelas posibles (disfunción eréctil, sequedad vaginal, incontinencia urinaria o disminución de la sensibilidad), las dificultades de comunicación, y la fatiga posterior al ictus pueden llevar a cambios importantes. Tales alteraciones pueden afectar también la autoidentidad de la pareja, en particular cuando se pasa de vivir una sexualidad plena a que uno de los dos miembros deba asumir más bien un papel de cuidador o cuidadora.

La relación de la persona superviviente en relación con su propio cuerpo también puede dificultar la manera de volver a vivir el sexo, teniendo en cuenta que muchos de ellos lo rechazan. La intimidad sexual exacerba estos sentimientos, lo que conduce a niveles elevados de ansiedad y, en consecuencia, una disminución de las relaciones sexuales. También el miedo a sufrir otro ictus puede llevar a las personas afectadas a reducir la frecuencia de sus relaciones sexuales.

Según los investigadores del estudio australiano, muchos de estos temores y conceptos erróneos podrían abordarse mediante el apoyo adecuado de los profesionales de la salud. Es esencial ayudarles a desmitificar creencias y darles las recomendaciones necesarias para que puedan practicar sexo con la confianza de que todo va a estar bien si se siguen unas pautas determinadas (que los profesionales conocen más que nadie, sobre todo si hay necesidad de que, por ejemplo, sigan tomando medicamentos para la hipertensión, que es uno de los principales factores de riesgo de ictus).

UN PROBLEMA CRECIENTE

Las vasculopatías pueden considerarse una epidemia, pues son la primera causa de muerte en los países desarrollados (es la primera causa de discapacidad grave en el adulto). Debido al aumento de la población y al aumento de la esperanza de vida, puede preverse también un incremento significativo de la enfermedad en los próximos años. Las campañas informativas que ahonden en la necesidad de conocimiento de los signos y síntomas de presentación y de la importancia de entenderla como una urgencia neurológica, debería también hacerse hincapié en campañas que ayuden a las personas afectadas a convivir con la enfermedad a todos los niveles (Gállego, J. y cols; El ictus en el siglo XXI. Tratamiento de urgencia; Anales Sis San Navarra vol.31 supl.1 Pamplona, 2008).

En resumen, la sexualidad debe ser una parte fundamental del programa integral de rehabilitación de quienes han sufrido un accidente cerebrovascular. ¡Atrevámonos a hablar!

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Día Mundial contra el cáncer

Las cifras del cáncer en 2021, ¿Cómo ha afectado el COVID?

Hoy, 4 de febrero,  es el Día mundial contra el cáncer (#dmcancer17, #WorldCancerDay, #DiaMundialcontraelCancer y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons