martes , 25 junio 2019
Escasa calidad de la educación sexual en secundaria

Día europeo de la salud sexual: ¿qué falta en materia de educación?

14 de febrero. Día de San Valentín. Día del amor. ¿Y si comienzas por el amor a ti mism@?

Desde el año 2003, la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA) promueve la celebración del día 14 de febrero como “Día europeo de la salud sexual”, con objeto de concienciar y sensibilizar a hombres y mujeres sobre la necesidad de adquirir y mantener hábitos sexuales saludables.

Pero, ¿cómo puede definirse salud sexual? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud”.

Los estándares más elevados de la salud sexual abogan por que todas las personas tengamos la libertad,  sin coacción, discriminación y violencia, de:

  1. Acceder a los servicios de salud sexual y reproductiva.
  2. Buscar, recibir y transmitir información sexual.
  3. Elegir libremente una pareja.
  4. Recibir educación sexual.
  5. Respetar la integridad física.

EDUCACIÓN SEXUAL, UNA GRAN OLVIDADA

De entre los estándares mencionados, la educación sexual (sin olvidar el resto) sigue siendo una de las grandes carencias de nuestra sociedad. Sin ir más lejos, el 90% de los niños ha visto porno en un móvil antes de los 12 años, a pesar de que el sexo sigue siendo un tabú en muchas familias y no en pocas escuelas.

No es una novedad, y es algo que nos viene acompañando a todos desde que somos adolescentes, incluso a los que nacimos en la década de 1980 o 1990: las clases de educación sexual en colegios e institutos de secundaria son de escasa calidad y están impartidas por profesores que se sienten avergonzados por impartir esta materia. Y es algo que ocurre hoy día también, como publicaba un estudio publicado en 2016 en la revista BMJ Open, que encuestó a chicos y chicas de entre 12 y 18 años en varios países (Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Japón, Irán, Brasil y Suecia).

Según los resultados de la encuestra,  las características que definen principalmente la educación sexual en secundaria, son: negativa, alejada de la realidad, con un fuerte sesgo heterosexual y demasiado técnica (ignora el placer i el deseo). La investigación, llevada a cabo por tres investigadoras de la Universidad de Bristol (Reino Unido), señaló que el fracaso de las escuelas para reconocer que la educación sexual es un tema importante está haciendo un gran daño a los jóvenes. Por este motivo, sigue tratándose como el resto de las materias, sin reconocer su carácter distintivo. Esto hace que se esté perdiendo una oportunidad enorme de proteger y mejorar la salud sexual de los alumnos.

CONSISTENCIA EN LOS DIFERENTES PAÍSES

Las expertas basaron sus conclusiones en 55 estudios cualitativos que exploraron las opiniones y experiencias de diferentes jóvenes que habían recibido clases de educación sexual. Las autoras sintetizaron las valoraciones y encontraron que, pese a la gran variedad geográfica de los estudios, las opiniones de los jóvenes de distintas procedencias eran muy consistentes.

Éstas son algunas de las conclusiones más destacadas que se extrajeron del estudio:

  • En las clases mixtas, los jóvenes sienten humillación si no son sexualmente experimentados y a menudo montan escenas para enmascarar sus ansiedades. Por su parte, las chicas suelen sentirse acosadas y juzgadas por sus compañeros masculinos.
  • Se considera que la educación sexual tiene un enfoque demasiado “científico” que ignora el placer y el deseo.
  • El sexo se percibe en ocasiones como un “problema” que ha de ser gestionado.
  • Los estereotipos son frecuentes: a las mujeres se las representa como pasivas y los hombres son vistos como depredadores.
  • Se trata muy poco, o nada, el tema de la homosexualidad, la bisexualidad o el sexo transgénero.
  • Hay poco reconocimiento de que los jóvenes practican sexo, lo que lleva a un contenido fuera de la realidad de muchos jóvenes, con la consiguiente falta de discusión sobre cuestiones relevantes para los mismos.
  • La educación sexual llega demasiado tarde para algunos alumnos.
  • Hay una carencia importante de información útil y práctica, como la disponibilidad de servicios de salud de la comunidad, qué hacer en caso de embarazo, los pros y los contras de los diferentes métodos de anticoncepción, o las emociones que pueden acompañar a las relaciones sexuales.
APPS Y EDUCACIÓN SEXUAL

A pesar de lo dicho anteriormente, parece que en los últimos años existe un mayor esfuerzo en el desarrollo de intervenciones relacionadas con la educación sexual de los adolescentes. El reto se centra ahora en llegar a los mismos de una manera que sea significativa, relevante, llamativa y fácil de entender.

Un equipo de investigadores de la Universidad Brown, en Estados Unidos, encontró que una aplicación para smartphones frente a los métodos tradicionales podría conectar más fácilmente a las adolescentes con respecto a su educación sexual. Hablamos especialmente de mujeres, porque el estudio se basó en la promoción de la educación para evitar embarazos no deseados. Los buenos resultados, no obstante, han hecho que los investigadores lleguen a recomendar este sistema como base de la educación sexual general a todos los jóvenes.

En el estudio, la utilidad de la aplicación al inicio del experimento era del 35,3%, mientras que al final fue del 94,1%. Este porcentaje al final del trabajo mostró haber utilizado la app para acceder a información nueva y/o más detallada que las clases de salud sexual.

Fuentes | Agencia SINC, Women & Infants

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Disruptores endocrinos

¿Sabes que son los disruptores endocrinos y cómo te afectan?

Más del 95% de los niños muestra dosis bajas de sustancias hormonalmente activas en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons