viernes , 27 noviembre 2020
Se triplica la obesidad en España. ¿Qué está fallando?

Se triplica la obesidad en España. ¿Qué está fallando?

A pesar de tener la inmensa suerte de disfrutar de la dieta Mediterránea, una de las más saludables del mundo, sino la que más, España ha triplicado los niveles de sobrepeso y obesidad en los últimos años. Así lo reflejan los datos del Estudio Nutricional de la Población Española. Nos encontramos ante unas cifras realmente preocupantes: más de un 40% de la población tiene sobrepeso y más de un 13% obesidad. Si bien es cierto que la comida ya no es la que era, debemos tener presente que el principal responsable de nuestros hábitos de salud es uno mismo.

LA INCONSCIENCIA

En las últimas décadas hemos vivido una auténtica revolución alimentaria, un cambio que ha repercutido drásticamente en la manera de alimentarse:

  • Hemos pasado de nutrirnos a alimentarnos con productos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares y faltos de vitaminas, minerales y otros micronutrientes saludables.
  • A esto se le suma la tendencia cada vez mayor a la disminución de la actividad física y el aumento del sedentarismo.
  • Hemos pasado de comer por necesidad a comer como gratificación emocional independiente de nuestras necesidades calóricas; nos hemos acostumbrado a compensar tanto los buenos como los malos momentos con la comida y la bebida, aunque no tengamos hambre y aun sabiendo que estamos ingiriendo comida basura y que nos daña.
  • No tenemos conciencia de la importancia de un cuerpo sano, de cuidarlo y mantenerlo saludable. Y es que tener sobrepeso, aparentemente, no supone un problema más allá de lo estético. No es hasta que el cuerpo da alguna señal de peligro que empezamos a pensar que quizá sí que deberíamos ponerle remedio.

La obesidad tiene consecuencias muy graves a medio y largo plazo. Además, supone un alto riesgo para la sostenibilidad del sistema sanitario, ya que causa innumerables patologías. Debemos abogar por una conciencia colectiva, puesto que es un problema muy extendido, muy grave y de larga solución, al que debemos empezar a ponerle remedio ya.

¿SABES LO QUE SUPONE TENER SOBREPESO?

Son muchas las consecuencias de un sobrepeso prolongado o de una obesidad, ambos son la antesala de:

  • Aumento del azúcar en sangre
  • Aumento de las grasas de la sangre: colesterol “malo” (LDL) y triglicéridos
  • Aumento de la tensión arterial
  • Diabetes tipo I y II
  • Diabetes gestacional y embarazos de alto riesgo
  • Riesgo de sufrir angina de pecho o infarto de miocardio, trombosis o derrame cerebral
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Dolor de espalda, sobrecarga de la columna vertebral y los músculos paravertebrales
  • Varices, el exceso de peso dificulta el retorno venoso
  • Cálculos en la vesícula
  • Problemas digestivos: hernia de hiato, acidez, reflujo gastroesofágico
  • Problemas dermatológicos: dermatitis y eczemas
  • Dificultad para el ejercicio
  • Disminución de la autoestima

OBESIDAD INFANTIL, UN PROBLEMA SOCIAL

La OMS (Organización Mundial de la Salud)  reconoce que la prevalencia creciente de la obesidad infantil se debe a cambios sociales. Tendemos a asociar la obesidad infantil a una malnutrición y una escasa actividad física del niño y, aunque probablemente sea así, detrás existen factores sociales y económicos relacionados. En nuestra sociedad es muy fácil, rápido y barato adquirir comida basura en lugar de intentar mantener una alimentación saludable. En los años que vivimos las familias priorizan tener comida en lugar de valorar qué comida tener. Más allá de la clase social, es imprescindible una educación, empezando por los padres y siguiendo con los niños. Es necesario un enfoque poblacional, multisectorial, multidisciplinar y adaptado a las circunstancias sociales y culturales. Los niños no eligen el entorno donde viven ni los alimentos que consumen, no saben qué es bueno y qué es malo. Es por ello que necesitan una especial atención, al ser una población muy vulnerable. Detrás de cada niño obeso hay una falta de recursos.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

comer sin gluten

Comer sin gluten en vacaciones

En la mayoría de mis consultas (o en muchas) el gluten es uno de los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons