viernes , 19 abril 2019
Hacer dieta te engorda

Hacer dieta te engorda

Operación bikini o dietas milagro rápidas y efectivas. Cualquier nombre sirve para referirnos a restricciones excesivas de calorías y nutrientes durante un corto/medio período de tiempo. Estamos a las puertas de la “operación biquini”; es en marzo cuando empezamos a visualizar el buen tiempo y nos ponemos en “modo dieta”. El objetivo es poder lucir el mejor palmito posible en la época estival.

Cuanto más tarde se empieza la operación bikini, más peligros puede conllevar y más nos podemos engordar después. Dietas que nos cuentan amigos, vecinos, madres o padres de la escuela; dietas milagro que circulan en Internet o en revistas, o la última moda en pérdida de peso entre las celebrities. También productos de farmacia que aseguran una pérdida rápida de peso. Bla, bla, bla… y es que las fuentes de “mala” información y falsos resultados de este tipo están por todas partes. ¡Ojo! Es muy fácil caer en ello, yo la primera. Durante muchos años lo sufrí.

Queremos resultados, y los queremos rápido. No hemos tenido tiempo de cuidarnos durante los 9 meses de frío en invierno y no nos queda otra opción que machacarnos para perder unos cuantos quilos que, seguramente, no serán ni de grasa, sino más bien de agua. Ahora bien, ¿sabemos qué tenemos en juego?

HACER DIETA TE ENGORDA

Según este interesante estudio publicado en el International Journal of Obesity, las personas que entran en la dinámica de hacer dietas son propensas no sólo a no perder peso, sino a ganarlo. Cuantas más veces has intentado hacer dieta, más riesgo de aumentar de peso. Más datos nos informan que las personas que empiezan una dieta restrictiva durante períodos de tiempo más o menos normales (a partir de 4 semanas en adelante), al cabo de un período aproximado de entre 4-5 años más de un 40% recuperan el peso inicial o aumentan su peso de inicio. Este hecho se vuelve más preocupante cuando se llevan a cabo las dietas milagro, ya que en un período muy corto de tiempo prometen unos resultados que a la larga, más rápido que lento, perderemos. Además, estamos poniendo en peligro nuestra salud ante variaciones de peso tan repentinas y los desequilibrios metabólicos que suponen estos efectos en nuestro interior.

Lo más preocupante de todo es que todos y cada uno de nosotros sabemos que hacer dietas restrictivas puede hacernos perder peso momentáneamente, pero que a la larga no se trata de seguir dietas, sino de comer de manera adecuada. Sin embargo, a finales de invierno los índices de buscadores de internet demuestran que las ventas en farmacias, e incluso las visitas a los médicos, se multiplican exponencialmente.

COMER SANO, CUESTA… AL PRINCIPIO

Comer de manera saludable, evitar excesos, reducir el alcohol, realizar ejercicio físico… Toda esta rutina saludable cuesta, a priori, de seguir. Si no la tenemos inculcada o no la hemos seguido nunca, nos puede suponer, al menos al principio, un trabajo extra. Somos personas de costumbres, sobre todo con la comida. Café, vino, postres dulces, galletas a media tarde, comidas de celebración… Intentar eliminar, reducir o sustituir estos alimentos puede que al principio nos cueste lo suyo.

Ante todo es necesario, por no decir obligatorio, tener las ganas y la convicción de cambiar hábitos, ser conscientes de cuidar nuestro cuerpo con lo que comemos, pensamos y hacemos. Si te obligas a ello es probable que tu rutina saludable dure lo justo. Piensa que no se trata siempre de restringir, ni de prohibir, ni de pasar hambre; todo es equilibrio, y los extras son una parte de esta balanza. Se trata de cuidarse, de buscar la mejor manera para ello, la que nuestro cuerpo necesita, y de hacerlo poco a poco. A medida que vas experimentando los cambios en tu cuerpo vas motivándote hasta que tú mismo elijes sentirte bien. Puede sonar a tópico, pero creedme que no lo es.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

Cómo alcalinizar tu cuerpo

El origen de la salud está en nuestra naturaleza, en concreto, en el pH de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons