miércoles , 22 mayo 2019
Dieta vegana, la mejor contra la diabetes

Dieta vegana, la mejor contra la diabetes

Una dieta saludable es uno de los elementos principales en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), junto con ejercicio físico regular y el tratamiento farmacológico. Sin embargo, a día de hoy podríamos decir que no existe un plan de alimentación óptimo o un patrón de dieta para los pacientes con DM2.

Sin embargo, puede que esta incertidumbre esté llegando a su fin, pues un estudio de la revista PLos One, publicación estadounidense encargada de estudios científicos en materia de ciencia y medicina, concluye que una dieta vegana es la mejor opción par aquellas personas que sufren diabetes tipo 2 o que tienen unos niveles de azúcar en sangre elevados. El estudio se ha publicado este mismo mes de junio.

EL ESTUDIO

El objetivo del estudio ha sido comparar el efecto de una dieta vegana y una dieta diabética convencional sobre el control glucémico entre individuos coreanos. Se asignaron 106 participantes con diabetes tipo 2, de los cuales 56 se sometieron a una dieta vegana durante 12 semanas; los otros 53 se sometieron, durante el mismo tiempo, a una dieta basada en las recomendaciones de la Asociación Coreana de la Diabetes.  La dieta vegana que siguieron los 53 participantes consistía en el consumo de granos enteros, verduras, frutas y legumbres.

Se dieron algunas pautas como ingerir arroz integral, evitar el arroz blanco, evitar los alimentos procesados a base de harina de arroz o harina de trigo, evitar todos los alimentos de origen animal (es decir, carne, aves, pescado, lácteos y huevos) y priorizar alimentos de bajo índice glucémico (legumbres, vegetales verdes y algas). La cantidad y la frecuencia de las comidas y el tamaño de las porciones no se limitaron durante las 12 semanas. La dieta convencional que siguieron el resto de los 53 pacientes, de acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Coreana de la Diabetes, fueron distintas. Los participantes tuvieron que restringir su ingesta de calorías en función del peso corporal y la actividad física. El tipo y cantidad de alimentos se clasificaron en 6 categorías: granos, carne, verduras, grasas y aceites, leche y frutas. El requerimiento diario de energía y la proporción diaria alimentos fueron distribuidos adecuadamente en 3 comidas y 2 tentempiés entre éstas. Unas pautas idénticas a las que se siguen en Europa.

En ambos grupos no había comidas o menús específicos. Así, eran libres de consumir cualquier alimento basado en las recomendaciones proporcionadas. Tenían control nutricional individualizado para dudas y consultas. No se permitieron alimentos funcionales adicionales o suplementos de vitaminas como la vitamina B12. Se pidió a los participantes mantener el nivel habitual de actividad física y no modificar sus hábitos de ejercicio durante el período de intervención.

LOS RESULTADOS

La ingesta media de energía durante las 12 semanas fue de 1.496 kcal/día en el grupo de dieta vegetariana y 1.559 kcal/día en el grupo de dieta convencional. La ingesta de nutrientes de origen vegetal (hidratos de carbono, grasa vegetal, fibra, beta-caroteno, vitamina E, vitamina K, vitamina C, vitamina B6, ácido fólico, fósforo y potasio) fue significativamente mayor en el grupo de dieta vegetariana, mientras que la ingesta de nutrientes de origen animal (grasa animal, proteínas, colesterol, ácidos grasos saturados, ácidos grasos mono e insaturados, vitamina D, vitamina B12 y hierro) fue significativamente mayor en el grupo de dieta convencional.

Hasta aquí podría ser normal, los resultados son evidentes. Lo que sí fue significativo fueron los niveles de HbA1 (hemoglobina glucosilada), un parámetro analítico que indica los niveles de azúcar en sangre durante los últimos 3 meses. En ambos casos disminuyó, pero en el grupo de la dieta vegana los niveles de azúcar en sangre se redujeron más del doble que los niveles en el grupo de la dieta convencional (o,5% vs 0,2%). A parte, se analizaron aquellos sujetos con un alto cumplimiento de las dos dietas y aquí se hizo aún más notable la bajada de los niveles de azúcar el en grupo vegano.

CONCLUSIONES

Se concluye que una dieta vegana es más eficaz para el control de la glucemia en los pacientes DM2 en comparación con una dieta convencional para la diabetes. Sin embargo, ambas dietas disminuyen los niveles de HbA1. Según los investigadores, las recomendaciones dietéticas para pacientes con DM2 deben incluir una dieta vegana para un mejor tratamiento. Los investigadores atribuyen el éxito de la dieta vegana al origen natural de los alimentos y apuntan que seguir este tipo de dieta puede suponer otros beneficios para el organismo, como una disminución de la presión arterial y una notable reducción del riesgo cardiovascular, principal causa de muerte en Europa.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

Dieta omnívora, vegetariana, vegana, paleo, flexiteriana…

Cada vez son más las personas que deciden empezar una dieta diferente a la que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons