jueves , 2 abril 2020
10 hábitos a evitar si quieres tener un cerebro sano y fuerte

10 hábitos a evitar si quieres tener un cerebro sano y fuerte

Nuestro cotidiano está repleto de hábitos que repetimos diariamente y que hacemos casi sin pensar. Algunos de ellos ayudan a mantener un buen estado de salud. Otros, sin quererlo ni saberlo, nos perjudican. La Organización Mundial de la Salud (OMS) listó hace un tiempo todo aquello que debería evitarse para mantener el cerebro sano y en buen estado, con base en un estudio realizado por neurocientíficos de la Universitat Pompeu Fabra. Algunos parecen obvios pero vale la pena recordarlos por escrito. Otros no son tan evidentes:

NO DESAYUNAR

Para tener un nivel óptimo en azúcar y proteínas hay que desayunar. Estos nutrientes son necesarios sobre todo en las primeras horas del día, ya que evitan la degeneración del cerebro. Son ya diversos los trabajos que han constatado que no desayunar podría provocar un estado fisiológico que afecta negativamente a la función cognitiva y al aprendizaje.

CUBRIRSE LA CABEZA PARA DORMIR

Cuando se duerme con la cabeza tapada aumenta la concentración del dióxido de carbono en el cerebro y ocasiona efectos dañinos en éste. Otros datos: según un estudio publicado en 2008 en la revista Pediatrics, hasta un 25% de los bebés que mueren por el síndrome de muerte infantil súbita suelen aparecer con sus cabezas cubiertas con la ropa de cama. Esto respaldaría las recomendaciones de evitar cubrirles las cabezas a los bebés para reducir el riesgo.

CONSUMIR DEMASIADO AZÚCAR

Ingerir demasiado azúcar interrumpe la absorción de proteínas y, si el cuerpo no consume correctamente los nutrientes, afecta el desarrollo del cerebro. También se ha relacionado el consumo excesivo de azúcares con un menor aprendizaje y empeoramiento de la memoria.

SEDENTARISMO Y POCA ACTIVIDAD FÍSICA

Los expertos sugieren que el ejercicio físico puede cambiar la estructura y el funcionamiento del cerebro, así como lo mantiene saludable. Es bien sabido que sí, que la actividad física es medicina.

DORMIR POCO

El sueño aumenta la reproducción de las células que participan en la formación de la mielina, el material aislante en las proyecciones de las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal. Un estudio británico llevado a cabo por investigadores del departamento de Epidemiología y Salud Pública del University College London, realizado sobre 5.431 personas, aseguraba que dormir menos de 7 h se asocia con una reducción de las funciones cerebrales y cognitivas.

FORZARNOS CUANDO ESTAMOS ENFERMOS

Trabajar o estudiar mucho cuando uno está enfermo es muy dañino, ya que puede provocar una disminución en la eficacia del cerebro a largo plazo. Por lo tanto, se recomienda descansar cuando uno está enfermo.

TABAQUISMO

Ya se sabe que fumar es un hábito que daña la salud en general. Sin embargo, la exposición al cigarro en lugares cerrados durante más de 1 h tiene efectos en la vascularización del sistema nervioso central.

COMER DEMASIADO

La investigación publicada afirma que tras permanecer un tiempo a dieta se activan genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro. Otro estudio, publicado en la revista Cell en 2008, indicaba también en este sentido que comer de más “enloquece” al cerebro y genera un daño que podría causar diabetes, enfermedad cardíaca y otras dolencias. En concreto, aseguraban, consumir mucha comida parece activar senderos del sistema inmunitario habitualmente dormidos en el cerebro, lo que hace que las células inmunitarias ataquen y destruyan a invasores que no están allí.

VIVIR EN SOLEDAD

La corteza prefrontal, situada sobre los ojos, es más grande cuanto aumenta el número de amigos con los que contamos. Es bien sabido que la soledad aumenta las probabilidades de mortalidad en muchas personas, sobre todo de la tercera edad.

VIVIR EN UN ENTORNO CONTAMINADO

Poco hay que hacer con este mal llamado hábito, porque para muchos no hay más remedio que vivir en una ciudad, por comodidad, por trabajo, o simplemente porque se ha nacido ahí. Sea como sea, siendo conocedores de que el cerebro es el órgano que más oxígeno consume, permanecer en un lugar contaminado disminuye el suministro de oxígeno al cerebro, lo que provoca una insuficiencia del mismo.

TENER MAL CARÁCTER, MAL HUMOR Y VIVIR CON ESTRÉS

La reacciones sorpresivas o de estrés provocan endurecimiento de las arterias cerebrales, lo que con el tiempo disminuye nuestra capacidad mental. Por contra, vivir con optimismo puede aportarnos multitud de beneficios.

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Cigarrillos electrónicos: ¿son peligrosos o no?

Cigarrillos electrónicos: ¿son peligrosos o no?

Los cigarrillos electrónicos (CE) son populares dispositivos de suministro de nicotina u otras sustancias cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons