miércoles , 22 mayo 2019
Los peligros que esconde el amor romántico en los adolescentes

Los peligros que esconde el amor romántico en los adolescentes

Hoy día, la herencia cultural sobre el amor romántico sigue trasladando una idea de pertenencia y control entre la pareja. En este tipo de amor, hay que estar dispuesto a darlo todo y se pierde la individualidad de uno mismo para fusionarse con el otro. Estas relaciones, como indicaba el informe La percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud en 2015, llevado a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), son el pan de cada día entre los jóvenes. Muchas de ellas culminan en parejas desiguales en las que en muchos casos se cometen abusos. Mientras los esfuerzos educadores siguen dirigiéndose en evitar embarazos no deseados y relaciones sexuales esporádicas, la idea del amor romántico, tan peligroso como lo anterior, sigue expandiéndose sin remedio. A no ser que hagamos algo.

Un nuevo informe publicado por investigadores de la Universidad de Harvard sugiere algo parecido: a una gran cantidad de jóvenes les cuesta mantener relaciones de pareja saludables y las tasas de misoginia y acoso sexual entre adolescentes y adultos jóvenes son alarmantes. El informe también sugiere que el hecho de que muchos adultos estén enfocados y sólo preocupados en el hecho de que sus hijos no mantengan relaciones sexuales esporádicas (cultura estadounidense del hook up) hace que finalmente no se acaben abordando los problemas existentes cuando sí que hay una relación estable. El trabajo se ha publicado bajo el título The Talk: How Adults Can Promote Young People’s Healthy Relationships and Prevent Misogyny and Sexual Harassment y se basa en varios años de investigación a más de 3.000 jóvenes adultos. Entre las conclusiones principales del informe podemos destacar las siguientes:

SEXO OCASIONAL, SOBREESTIMADO

Tanto adolescentes como adultos tienden a sobreestimar en gran medida las cuestiones sobre relaciones sexuales esporádicas. La realidad, según la investigación, es que una gran mayoría de los jóvenes no tienen sexo esporádico frecuente. Esta sobreestimación puede hacer que muchos adolescentes y adultos jóvenes se sientan avergonzados y presionados a participar en este tipo de relaciones cuando en realidad no quieren o, sencillamente, no están preparados.

NECESIDAD DE AMOR Y DE INFORMACIÓN

Un gran número de adolescentes y adultos jóvenes no están preparados para el cuidado de relaciones románticas duraderas, a pesar de buscar con ansia poder hacerlo. Por otro lado, tanto progenitores como educadores proporcionan poca o ninguna orientación a los jóvenes en el desarrollo de este tipo de relaciones. La buena noticia es que un alto porcentaje de jóvenes reclaman este tipo de guía: el 70% de los encuestados (de 18 a 25 años de edad) informó haber deseado recibir más información por parte de sus padres sobre algún aspecto emocional de las relaciones de pareja. El 65% indicó que hubiera deseado recibir este tipo de información desde las escuelas o centros de orientación sexual.

ALTOS ÍNDICES DE MISOGINIA Y ACOSO SEXUAL

La misoginia y el acoso sexual parecen estar omnipresentes entre los jóvenes. Asimismo, se ha detectado un aumento de ciertas formas de degradación basadas en el género. A pesar de este problema, no parece que los progenitores hablen de ello con sus hijos. Como parte del trabajo, una encuesta mostró que el 87% de las mujeres había sufrido algún tipo de acoso sexual durante su vida, mientras que el 76% de los encuestados nunca había tenido una conversación con sus padres sobre cómo evitar el acoso sexual. La mayoría de los encuestados tampoco había mantenido conversaciones con sus padres acerca de diversas formas de misoginia.

HOMBRES Y MUJERES CON LOS MISMOS DERECHOS

Los jóvenes no ven las desigualdades de género como un problema importante en nuestra sociedad. El 48% de los encuestados opina que la sociedad ha llegado a un punto de igualdad con las mujeres. El 39% considera que hoy en día ya es extraño ver un trato inadecuado de la mujer en televisión y, por último, una tercera parte de los hombres consideran que ellos deben dominar en las relaciones románticas.

Los peligros que esconde el amor romántico en los adolescentes

CIFRAS DE AGRESIÓN SEXUAL ELEVADAS

Las tasas de agresión sexual entre los jóvenes son altas. No obstante, según la investigación los progenitores no mantienen conversaciones con sus hijos sobre temas básicos relacionados con el consentimiento sexual. La mayoría de los encuestados de 18 a 25 años nunca había hablado con sus padres sobre su seguridad y comodidad ante las relaciones sexuales, sobre la importancia de no insistir cuando alguien dice NO, sobre no presionar para mantener relaciones sexuales, o sobre no tener relaciones sexuales con alguien que está demasiado bebido o drogado como para que pueda tomar una decisión sobre el sexo. Por el contrario, los que sí habían mantenido este tipo de conversaciones declaró que éstas habían sido influyentes.

MÁS AMOR Y MENOS SEXO

A la luz de los resultados del informe, los investigadores han desarrollado diversos consejos para que progenitores y otros educadores ayuden a guiar estas importantes conversaciones con los jóvenes.

1. Hablar más sobre el amor y ayudar a los adolescentes a comprender las diferencias entre amor maduro y otras formas de atracción intensa. Con independencia de sus propios éxitos y fracasos de relaciones, todos los adultos pueden compartir su experiencia de manera apropiada. También pueden explorar la necesidad de que los adolescentes aprendan a amar y desarrollar relaciones saludables.

2. Orientar a los jóvenes en la identificación de relaciones sanas o tóxicas a través de preguntas y ejemplos, así como mostrándoles indicadores que diferencian ambos tipos de relaciones. Por ejemplo, un indicador importante de relación sana es cuando ésta convierte a ambos miembros en más respetuosos i compasivos.

3. Ir más allá clichés y no decirles sólo: “hay que ser respetuosos”. En este sentido, es importante mostrarles ejemplos de falta de respeto, machismo o misoginia: maltratos, insultos basados en el género, diferentes formas de acoso, etc.

4. Actuar: los progenitores deben actuar cuando son testigos de palabras o conductas degradantes, puesto que el silencio puede entenderse como un permiso.

5. Hablar de lo que significa ser una persona ética. Ayudar a los jóvenes a desarrollar habilidades que les ayuden a mantener relaciones amorosas maduras y a la no diferenciación por género.

Fuente | Universidad de Harvard

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

La felicidad está en tus manos… y en tu cabeza

La felicidad está en tus manos… y en tu cabeza

La felicidad consiste en “disfrutar de aquello que no nos falta, y no en desear lo que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons