martes , 20 octubre 2020
comer conscientemente

Comer conscientemente

También conocido como Mindlful eating, comer conscientemente consiste aprender cómo relacionarte de una manera sana con la comida y, por ende, contigo mismo. En un marco teórico, el mindful eating consiste en ser consciente de las sensaciones físicas (hambre o saciedad) y de tus emociones (alegría, tristeza, rabia…) para poder tener la libertad de elegir cuándo empezar a comer, cuándo terminar y qué comer.  Es una manera de aprender a comer sin estar a dieta constantemente.

¿CÓMO PUEDO EMPEZAR A COMER CONSCIENTEMENTE?

Aquí te damos los primeros consejos para ello. Tómate tu tiempo para explorar cada uno de los siguientes conceptos durante tu próxima comida. Lo principal es divertirte, aprender nuevas técnicas y conocerte mejor a ti mismo.

1. ASPECTO

Mira tu comida y obsérvala; imagina que nunca has visto esta comida anteriormente. Mírala cuidadosamente sin identificarla.

2. OLOR

Acerca la comida a tu nariz. Sin identificar la esencia, vive la experiencia de oler tu comida y luego describe lo que hueles.

3. REACCIÓN PSICOLÓGICA

Ahora enfócate en lo que está pasando en tu boca. Comienza a notar la producción de saliva, aún cuando todavía no has puesto la comida en tu boca. Observa el fenómeno mente/cuerpo y cómo los sentidos responden anticipándose a la comida que vas a comer.

4. SABOR

Después de ser consciente de la comida en tu boca, comienza a masticar. Nota que es la lengua la que decide de qué lado de la boca vas a masticar. Lleva toda tu atención a tu boca y mastica unas cuantas veces. Luego detente para observar lo que está sucediendo. Lo que está ocurriendo es una gran explosión de sabor. Expresa lo que está pasando. Sé realmente específico. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Es dulce, ácido o jugoso? Hay cientos de palabras para describir la experiencia del sabor.

5. TEXTURA

Mientras continúas masticando, el sabor cambia, así como su consistencia. Llegado un cierto punto, te darás cuenta de la textura del alimento porque el sabor casi ha pasado. Trata de seguir manteniendo la comida en la boca.

6. TRAGAR

No la tragues todavía. Resiste la impaciencia y el impulso innato de tragar. No tragues hasta que detectes el impulso de hacerlo. Y luego, observa qué implica poner la comida justo en el lugar donde va a ser tragada. Cuando detectes el impulso de tragar, sigue el bolo alimenticio hasta el estómago, siente todo tu cuerpo y nota cómo ahora eres un bocado más pesado.

7. RESPIRACIÓN

A continuación, haz una pausa por un momento y pon la misma calidad de atención a la respiración como lo hiciste con la vista, el tacto, el olfato y la degustación de la comida.

8. SILENCIO

Permanece en silencio, come sin distracciones. Apaga televisor, móviles, ordenadores u cualquier otro artefacto que te pueda distraer.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

comer sin gluten

Comer sin gluten en vacaciones

En la mayoría de mis consultas (o en muchas) el gluten es uno de los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons