domingo , 21 enero 2018
¿Vives con optimismo?

¿Vives con optimismo?

¿Cómo definiríamos el bienestar? Se trata del hecho de sentirse alegre, relajado, enérgico y satisfecho con la vida. Pero para ello no sólo es necesario gozar de la fortuna de elementos externos que ayuden a ello. También es muy importante tener una actitud positiva frente a nuestra propia existencia, tender a mirar el lado bueno de las cosas y tener una tendencia alegre.

Muchas investigaciones han advertido en este sentido que las personalidades alegres lo son probablemente por el temperamento con el que uno nace, y que es algo que no puede cambiarse fácilmente. Pero sí que puede trabajarse, claro que sí.

Una de las herramientas principales de esta actitud frente a la vida es la risa, la mejor medicina. Se sabe que a través de la carcajada se desprenden emociones intensas y muy beneficiosas, así como presenta propiedades analgésicas. La risa, el optimismo y el buen humor. Veamos qué beneficios tiene encarar la vida con las tres.

EL HUMOR AYUDA EN EL APRENDIZAJE DE LOS MÁS PEQUEÑOS

Un estudio publicado en Cognition and Emotion descubrió que el empleo del humor podría ayudar en la infancia a aprender nuevas tareas. El trabajo se basó en la imitación de diferentes niños y niñas de una acción que habían observado en adultos distribuidos en dos grupos. La acción consistió en utilizar una herramienta para recuperar un juguete fuera de su alcance. La diferencia es que en uno de los grupos el adulto jugó con el juguete después de recuperarlo, mientras que en el otro grupo el adulto lo arrojó inmediatamente al suelo, lo que provocó la risa de casi todos los niños. A la hora de imitar, los investigadores encontraron que los niños que se rieron de las travesuras de los adultos eran capaces de imitar la acción ellos mismos con más éxito i exactitud que aquellos que no se rieron.

EL HUMOR Y LA RISA MEJORAN MUCHOS ASPECTOS DE LA COGNICIÓN

El humor y la risa mejoran la atención, la motivación, la percepción o la memoria. En el caso de la memoria, investigadores de la Universidad Brigham Young (Estados Unidos) sugerían en un artículo publicado en Infant Behavior and Development que los bebés son más propensos a memorizar algo si existe una emoción positiva o estímulo positivo que acompañe a esa acción. En el caso de la memoria en la tercera edad, el humor y la risa podrían ayudar a combatir la pérdida de la memoria en adultos mayores, como indicaba un estudio preliminar que se presentó en la reunión anual de Biología Experimental en San Diego (Estados Unidos) el año pasado.

LA SONRISA AYUDA A ENTABLAR NUEVAS RELACIONES

En la revista Motivation and Emotion, investigadores de la Universidad de California (Estados Unidos) mostraban que el poder de una sonrisa podría ser decisivo para el éxito o fracaso de una primera cita. Otro estudio de Human Nature indicaba también que la risa también mejora las relaciones interpersonales, así como ayuda a crearlas y a fortalecerlas. La idea es que compartir unas buenas risas predispone más a las personas a hablar a otros sobre algo personal sobre ellas mismas, sin siquiera ser necesariamente conscientes de que lo están haciendo.

UNA ACTITUD OPTIMISTA AFECTA DIRECTAMENTE EN LA LONGEVIDAD

Una mayor satisfacción con la vida en adultos mayores de 50 años podría estar relacionada con un menor riesgo de mortalidad (se produce una reducción del 18%), según un trabajo publicado en la revista Psychological Science. El mismo trabajo también revelaba que la variabilidad en la satisfacción con la vida a través del tiempo aumenta el riesgo de mortalidad en un 20%, pero sólo entre las personas menos satisfechas.

LA RISA MEJORA NUESTRA SALUD GENERAL

La risa mejora la calidad del sueño, es antiinflamatoria y analgésica, fortalece los pulmones y el corazón, rejuvenece la piel, reduce la presión arterial, refuerza el sistema inmunitario y mejora el estado de ánimo. Con respecto a la salud cardiovascular, se ha constatado que tratar de vivir nuestra vida con un temperamento más bien alegre y optimista podría ayudarnos a reducir de forma significativa las probabilidades de sufrir de un ataque al corazón (de un 33% a un 50%). Los hallazgos proceden de la prestigiosa institución Johns Hopkins de Estados Unidos y se publicaron en la revista American Journal of Cardiology.

Asimismo, en caso de enfermedad, una actitud positiva ante la vida ayuda a reforzar el sistema inmunitario. Incluso es un factor importante en el proceso de recuperación de determinadas patologías, como el cáncer.

¿SOMOS LOS MÁS FELICES?

Un estudio publicado por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, para medir el nivel de bienestar en los Estados miembros de la Unión Europea (UE) indicaba que los ciudadanos españoles sitúan en 6,9 puntos (en una escala del 1 al 10) el grado de satisfacción con su nivel de calidad de vida. Es una cifra que se encuentra ligeramente por debajo de la media de la UE, que está en 7,1 puntos.

Los ámbitos menos puntuados por los españoles, y que bajaron la media final, fueron los que podríamos esperar, y están relacionados con la situación financiera, las condiciones de trabajo, el entorno o el alojamiento. Por el contrario, las relaciones personales fueron las mejor puntuadas.

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

Deporte y cerebro

Deporte, bueno para el corazón y para el cerebro

El ejercicio físico podría ayudar a mejorar la memoria y el pensamiento en personas con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons