jueves , 23 noviembre 2017
9 claves de estilo de vida para prevenir la demencia

9 claves de estilo de vida para prevenir la demencia

La demencia es uno de los mayores desafíos globales para la salud en el siglo XXI. Alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo tienen demencia y se prevé que este número se triplique para 2050. La mayor esperanza de vida es uno de los motivos principales.

Sin embargo, la demencia no es una consecuencia inevitable del envejecimiento, según la Comisión Lancet sobre Prevención y Atención a la Demencia (Lancet Commission on Dementia Prevention and Care). Dicha comisión británica, que tiene como objetivo revisar las mejores pruebas disponibles y formular recomendaciones sobre cómo manejar mejor, o incluso prevenir, la demencia, ha publicado un informe en el que se señala que uno de cada tres casos de demencia podría prevenirse abordando nueve factores de estilo de vida, que listamos a continuación:

  • Educación en la primera infancia
  • Manejo de la pérdida de audición
  • Control del tabaquismo
  • Control de la hipertensión
  • Tratamiento de la depresión
  • Aumento de la actividad física en todas las etapas de la vida
  • Tratamiento de la obesidad
  • Aumento del contacto social
  • Control de la diabetes

Mitigar estos factores proporcionaría una poderosa manera, no farmacológica, de reducir la carga global de la demencia. El informe se ha presentado en la conferencia internacional de este año de la Asociación de Alzheimer (AAIC). El informe también destaca los efectos beneficiosos de las intervenciones no farmacológicas como el contacto social y el ejercicio para las personas con demencia.

Por supuesto, como también se indica en el informe, no todo el mundo será capaz de hacer cambios. Algunas personas no mostrarán diferencias puesto que algunos riesgos de desarrollo de la afección son genéticos y no son, al menos hasta hoy, modificables. No obstante, retrasar la aparición de la enfermedad incluso en un pequeño porcentaje de personas sería un logro enorme.

PREVENIR LA DEMENCIA CON UN ENFOQUE NO FARMACOLÓGICO

Como indican los autores del informe, los avances que se han hecho gracias al desarrollo de medicamentos para prevenir la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, son indudables. Sin embargo, la orientación en los factores ambientales mencionados también podría traer muchos beneficios.

Por ejemplo, la idea de reducir las probabilidades de desarrollar demencia ya trabajando en ello desde la infancia. De hecho, los factores de riesgo de desarrollo de demencia se van gestando tanto a lo largo de toda la vida: infancia, adolescencia y adultez.

La combinación de educación en la primera infancia con el manejo de los factores mencionados anteriormente podría reducir en un 20% la probabilidad de desarrollar demencia. Al final de la vida, dejar de fumar, tratar la depresión, aumentar la actividad física, aumentar el contacto social y controlar la diabetes podría reducir la incidencia de demencia en otro 15%.

MINIMIZAR EFECTOS SECUNDARIOS

Existe una preocupación sustancial con el tratamiento farmacológico de la demencia. Por ejemplo, los antipsicóticos que suelen utilizarse para tratar la agitación y la agresión derivadas de la enfermedad se han relacionado con un mayor riesgo de muerte, resultados adversos cardiovasculares e infecciones, por no mencionar un exceso de sedación.

El informe ha mostrado que las intervenciones psicológicas, sociales y ambientales como el contacto social y actividades de ocio son superiores a los medicamentos antipsicóticos en cuanto al tratamiento de la agitación y la agresión. La comisión también ha encontrado que las intervenciones no farmacológicas como la terapia de estimulación cognitiva de grupo y el ejercicio confieren también algún beneficio en la cognición.

El informe completo de la comisión (disponible de forma gratuita) también ofrece recomendaciones detalladas en las áreas de prevención, tratamiento de los síntomas cognitivos, individualización de la atención de la demencia, cuidado de los cuidadores, planificación para el futuro después de un diagnóstico de demencia, manejo de síntomas neuropsiquiátricos y consideraciones en el final de la vida.

Fuente | Science Daily

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

¿Qué es el efecto nocebo?

¿Qué es el efecto nocebo?

En otro artículo os hablamos del efecto placebo. Este efecto puede definirse como aquél que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons