lunes , 16 octubre 2017
7 beneficios del ejercicio durante el embarazo

7 beneficios del ejercicio durante el embarazo

Siempre hay muchas dudas sobre la conveniencia de hacer o no deporte durante el embarazo. La incomodidad y el aumento de la sensación de cansancio no ayudan a que una se motive. También las ideas extendidas que asocian ejercicio en mujeres embarazadas con parto prematuro hacen que muchas se tiren atrás.

En realidad, el deporte siempre es bueno siempre que la actividad se adapte al momento vital en el que nos encontramos. Hoy os listamos unos cuantos beneficios la actividad física cuando se está esperando un bebé:

1. TONIFICA

El deporte, se practique cuando se practique, tonifica la musculatura. En este caso, es especialmente importante el beneficio que se da en las musculaturas abdominal, pelviana y lumbar. Ello ayuda a evitar las sobrecargas musculares debidas al cambio de posición de la pelvis y la columna vertebral por la presencia del feto en el abdomen.

2. AUMENTA EL BIENESTAR GENERAL

La actividad física mejora el bienestar tanto físico como mental de la mujer embarazada, libera tensiones químicas y ayuda a conciliar el sueño. Asimismo, proporciona sensaciones agradables de soltura y liviandad.

3. APORTA BENEFICIOS FISIOLÓGICOS

Entre otros beneficios, el deporte estimula la circulación sanguínea, mejora la capacidad respiratoria y ventilatoria, y reduce el estreñimiento al acelerar el movimiento intestinal. Asimismo, previene el deterioro de las articulaciones al activar el líquido sinovial que actúa como lubricante.

4. AYUDA A CORREGIR LA POSTURA

La actividad física ayuda a corregir la postura y el reparto de peso, al fortalecer y tonificar los músculos de la espalda, los glúteos y los muslos.

5. PREPARA AL CUERPO PARA EL PARTO

El deporte prepara al cuerpo para el momento del nacimiento, al fortalecer los músculos y mejorar la salud cardiovascular. El control de la respiración que se desarrolla cuando uno hace ejercicio también ayuda a controlar mejor el dolor, así como a resistirlo más tiempo en caso de parto duradero. Asimismo, después del parto, la actividad facilita que el cuerpo recupere la forma al no haber acumulado tanta grasa y mantenido la forma física al máximo.

6. AUMENTA LAS PROBABILIDADES DE PARTO VAGINAL

Un estudio reciente publicado en la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology ha constatado que las mujeres que hacen ejercicio durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un parto vaginal que las que no lo hacen. Asimismo, no muestran un mayor riesgo de parto prematuro, según el mismo trabajo. Esto contradice la histórica idea de que el deporte durante el embarazo podía aumentar el riesgo de parir antes de tiempo. Esta teoría se basaba en que la liberación de noradrenalina durante el ejercicio podría estimular las contracciones del útero y, por lo tanto, provocar un parto prematuro. Los numerosos estudios incluidos en este metaanálisis (un total de 9 con más de 2000 mujeres estudiadas) han constatado que esto no es así.

7. REDUCE LAS PROBABILIDADES DE DESARROLLAR DIABETES GESTACIONAL

En el mismo citado estudio, las mujeres que hicieron ejercicio durante el embarazo tuvieron una menor incidencia de diabetes gestacional, así como menores índices de hipertensión arterial.

EL EJERCICIO IDEAL

Según la Fundación Española del Corazón (FEC), durante el embarazo se recomiendan actividades con gran componente aeróbico en las que participen los grandes grupos musculares. Buen ejemplo de ello son andar, nadar o el golf. También se recomienda ir en bicicleta de forma suave, sin esfuerzo y en un recorrido llano. La natación y en general los movimientos en el agua son súper recomendables, porque armonizan todo el sistema muscular. Por el contrario, hay que evitar movimientos que impliquen saltar de forma continuada.

En cuanto a la frecuencia, se recomienda realizar el ejercicio de forma regular, al menos tres veces por semana. Asimismo, las actividades muy intensas no deben superar los 15 minutos.

Como es lógico, es importante no olvidar que se está realizando ejercicio con un bebé en el interior. Por ello es importante considerar consejos, precauciones y señales de alarma. Des de este enlace de la FEC podéis encontrar algunos recursos en este sentido, para poder tener todo en cuenta. Es importante hacer caso de las señales que envía el cuerpo con respecto al deporte y, sobre todo, consultar con el médico.

Fuente | Newswise, Fundación Española del Corazón

Sobre Núria Llavina

Experta en divulgación médica y científica, Núria es periodista por la Universitat Autònoma de Barcelona y posgrado en procesos editoriales por la Universitat Oberta de Catalunya.

Más artículos

¿Cómo puede beneficiarnos dormir bien?

Cuanto menos dormimos, menos vivimos

Así de tajantes han sido las conclusiones procedentes del Center for Human Sleep Science at the …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons