jueves , 14 diciembre 2017
10 razones por las que no pierdes peso

10 razones por las que no pierdes peso

Perder peso puede ser tarea difícil si no prestamos atención a algunos factores que pueden estar impidiendo el cometido. La mayoría de las personas saben qué deben hacer para perder peso, pero desconocen lo que no deben hacer. En este artículo se recogen los principales errores que puedes estar haciendo y desconoces, aunque es importante mencionar que, por encima de todo, no se trata de hacer una dieta para perder peso, sino de cambiar hábitos.

1. SALTARSE COMIDAS

Aunque nos lo repiten una y otra vez, son muchas las personas que se saltan alguna de las comidas. Nuestro cuerpo no responde como esperamos cuando nos saltamos el desayuno o la cena: al contrario. El cuerpo lo interpreta como una señal de alarma conforme no hay comida y no permitirá una pérdida de grasa, sino que más bien ralentizará el metabolismo y, por ende, nunca perderemos peso.

2. DISTRACCIONES AL COMER

Es importante focalizar nuestra intención mientras estamos comiendo. Debemos comer de manera consciente, saborear y permitir sentir todo aquello que nos ponemos en la boca. Si comemos mirando la televisión o navegando por Internet, podemos estar comiendo mucha más cantidad de la que necesitamos para saciarnos. Es importante concentrarse, masticar y disfrutar de todo lo que comemos.

3. NO HACER LIMPIEZA DE LA DESPENSA

Fácilmente podemos encontrar, en nuestra despensa, unas patatas fritas, snaks, latas de bebidas azucaradas, galletas, etc. Si decidimos cambiar de hábitos debemos, ante todo, eliminar todo aquello que empuja a comer alimentos poco saludables. Si los tenemos al alcance, es fácil caer en la tentación.

4. NO DORMIR LO SUFICIENTE

La falta de sueño altera los ritmos circadianos, lo cual puede conducir a la mala regulación del cuerpo. Esto se traduce en modificaciones del metabolismo, haciéndolo más lento, y también facilita la producción de hormonas responsables de hacernos sentir la sensación de hambre. Así pues, recuerda dormir de 6 a 8 horas para evitar tener más hambre.

5. OLVIDARSE DE LAS CALORÍAS LÍQUIDAS

No debemos obviar las calorías que provienen de las bebidas; el alcohol y las bebidas azucaradas son las principales responsables. Aportan muchas más calorías que los alimentos y prácticamente ningún nutriente. Una copita de vino, un cóctel o una cervezita en una noche pueden suponer más de 500 kcal sin apenas darnos cuenta.

6. EL DÍA LIBRE

¿Para qué un día libre? La cuestión es mejorar nuestros hábitos de alimentación y comer bien. Y si nos movemos, nuestro cuerpo responderá. En el momento en que empezar una dieta se convierte en una obligación, o peor aún,  si nos ponemos un día libre para comer lo que queramos, nuestro cuerpo no entenderá qué está pasando. Un día apenas hay comida y el otro hay un festín. Cabe recordar que nuestro cuerpo es inteligente y no lo podremos engañar. Comamos sano y alimentándonos con nutrientes. No nos obliguemos si no estamos preparados para cambiar nuestros hábitos.

7. CUIDAR LO QUE COMEMOS, PERO NO LO QUE SENTIMOS

Las emociones están directamente relacionadas con la pérdida de peso, de modo que recompensarnos con una comida basura tras un mal día nunca es una buena opción. Eso no es cuidarnos, eso es mimarnos, consentirnos. Seguir unos hábitos de alimentación sanos nos hará sentir emocionalmente mejor. Es bueno trabajar nuestras emociones, conocernos, saber qué nos preocupa y centrarnos en cómo podemos mejorar. Comer sano nos ayuda en este proceso. No hay que castigarse  por sentirse bajo de ánimo. Sin embargo, tampoco hay que consolarse con comida basura.

8. PRODUCTOS LIGHT

Estos productos se venden como bajos en grasa y lo son. Sin embargo, lo que quitan de grasa lo añaden de azúcar, y el efecto final en nuestro organismo es falso. Cuando ingerimos demasiado azúcar y no lo quemamos, éste se acaba convirtiendo en grasa, por lo que debemos tener cuidado y priorizar una alimentación sana y natural, tal y como la naturaleza nos la brinda.

9. BEBER POCA AGUA

La hidratación resulta fundamental para perder peso. Nuestro organismo necesita limpiarse por dentro y eliminar toxinas. Beber agua, un mínimo de 2 litros al día, nos ayudará a calmar la ansiedad, a mantener un ritmo de evacuación regular, a oxigenar nuestro cuerpo y a eliminar todo aquello que no necesitamos.

10. NO HACER EJERCICIO

Aunque sea el numero 10, es uno de los más destacados. Debemos hacer ejercicio para tener una vida sana y para perder peso. El ejercicio nos ayuda a nivel físico y mental. Así pues, recuerda ejercitarte 30 minutos a diario y verás que bajas de peso más rápidamente. No hay excusas.

Sobre Natàlia Gimferrer

Experta en Salud, Natàlia es enfermera, nutricionista, tecnóloga de alimentos y certificada como health coach por el Institute for Integrative Nutrition (Universidad de New York, USA).

Más artículos

Alimentos que nos suben el ánimo

Alimentos que nos suben el ánimo

Hay alimentos que nos sanan, otros que nos engordan, otros que nos dan energía al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Simple Share Buttons